admin mayo 1, 2018
Trastornos del sueño

Aunque no te acuerdes de tus sueños, siempre los tienes.

Recientemente, un estudio realizado por la científica francesa Isabelle Arnulf, confirma lo que hasta día de hoy a muchas persona les sorprende.

Optó por empezar examinando a los pacientes del hospital universitario Pitié-Salpêtrière que sufrían desórdenes de comportamiento en la fase REM. Esta fase es la que evita que te muevas mientras estas soñando, de esta manera no te provocas ningún daño ni se lo provocas a la persona que esta a tu lado. Lo que ocurre es en que los afectados por el desorden, la parte de su cerebro encargada de paralizar el cuerpo mientras duermen no funciona. Por esto durante el sueño pueden realizar movimientos bruscos como gritar, dar puñetazos, saltar en la cama, pegar patadas, hablar o sentarse.

Selecciono a trescientos afectados por el trastorno del sueño en la fase REM durante diez años. Ocho pacientes aseguraban que no habían soñado durante años y cuatro decían que no lo habían hecho jamas.

Con estos ocho pacientes más otros diecisiete que si recordaban sus sueños, dio paso al experimento. Comenzó monitorizando a los dos grupos sometiéndolos a realizar tareas que incentivan la memoria para descartar que simplemente no recordaban lo que ocurría por las noches.

La conclusión es que los dos grupos al dormirse efectuaban movimientos similares. Por ejemplo, el que luchaba contra su almohada confesó que estaba intentando zafarse de unos pterodáctilos o el que daba caladas a un cigarrillo invisible soñaba con ese pitillo que ya no podrá tener porque había dejado de fumar.

La prueba esta en que los diecisiete pacientes que no tenían problemas para recordar sus sueños, pero que igualmente tenían desordenes de comportamiento en la fase REM debido a que realizaban movimientos bruscos mientras dormían, afirmaron haber tenido sueños relacionados con los movimientos que hacían. Los otros ocho pacientes realizaron movimientos muy similares, pero no recordaron sus sueños.

Todos los seres vivos en la Tierra excepto los insectos, tenemos la capacidad de soñar: mamíferos, reptiles y aves tienen fase REM del sueño por lo tanto es muy probable que posean esta capacidad, algo que quizás no tengan los insectos y peces.

Se cree que cada noche tenemos una media de seis sueños pero sólo somos capaces de recordar tres a la semana.

Trastornos del sueño